¿Por qué se nos cae el pelo en otoño?

abril 30, 2019

¿Por qué se nos cae el pelo en otoño?

El otoño es la época previa al invierno, y como tal, evolutivamente los mamíferos cambiamos el pelaje de cara a la época fría, por lo que este aumento de caída capilar en otoño no es un mito, sino una realidad.

 

Diariamente, perdemos unos 100 pelos al día, lo que se contrarresta con el crecimiento de nuevos pelos, por lo que no debería ser un problema mayor. Cuando esa relación se rompe, es que podemos empezar a tener algunos problemas. Esto, puede causarse por diversos motivos, como por ejemplo antecedentes familiares , cambios hormonales, medicamentos,  radioterapia, períodos de mucho stress, algunos peinados, y la falta de algunas vitaminas en nuestro cuerpo.

Pero, como podemos prevenirlo?

Una buena alimentación es crucial para prevenirla.

Vitamina A

Son muchos los alimentos que contienen vitamina A. Por ejemplo, todos los vegetales de hoja verde oscura y las frutas de color naranja, verde o amarillo. Por ejemplo, las zanahoras, el brócoli, las espinacas, el melón y el mango.

Hay que tener en cuenta que fumar puede inhibir la absorción de esta vitamina.

Vitamina B

En concreto, la vitamina B6 ejerce un papel fundamental en la producción de hemoglobina. Esta sustancia es la encargada de transportar el oxígeno a las diferentes células del cuerpo. Por ello, su ingesta es garantía de que el cabello, sus folículos pilosos, reciban el oxígeno adecuado y luzcan saludables.

Los alimentos más ricos en vitamina B6 son por ejemplo, los plátanos, las papas, las arvejas secas, el grano integral y la gran mayoría de frutas y verduras.

El ácido fólico también es una vitamina del complejo B, indispensable para el correcto funcionamiento de muchas partes del organismo. Y es que tiene un papel indispensable en la producción de las células rojas de la sangre del cuerpo.

El ácido fólico se encuentra, sobre todo, en las verduras de hoja verde, como las espinacas, el brócoli, las acelgas, los espárragos, la coliflor y el berro. Las legumbres y los cereales integrales son también una buena fuente de ácido fólico. En cuanto a las frutas, algunas con mayor contenido en ácido fólico son las naranjas, las frutillas, el melón y el plátano. También son ricos en esta vitamina betarraga y la palta.

Vitamina C

La vitamina C es esencial para la producción de colágeno, un componente fundamental del cabello. Por tanto, la falta de colágeno puede causar importantes daños en el cabello y acelerar su rotura y su caída.

Los alimentos más ricos en vitamina C son las frutas cítricas, como las naranjas, los limones y los pomelos. También son ricos en este nutriente los pimientos rojos, el mango y el kiwi.

 

Vitamina E

Esta vitamina es esencial, en concreto, para la salud de la piel y del cabello. Y es que la vitamina E es la responsable de que la sangre llegue al cuero cabelludo y de que también absorba el oxígeno. De ahí, que sea una de las sustancias protagonistas para el bienestar y salud del cabello y del cuero cabelludo.

La vitamina E se encuentra principalmente en los aceites vegetales de maíz (aceites de germen de trigo, girasol, maíz, etc.), en las nueces y en semillas, como las de girasol. Las hortalizas con mayor contenido en vitamina E son las espinacas y el brócoli. Asimismo, los cereales integrales también son ricos en esta vitamina.

 

Biotina

La biotina es fundamental para la salud del cabello y de las uñas. Es también conocida como vitamina H o vitamina B7.

Se trata de un nutriente que  contribuye a estimular el crecimiento del cabello y a detener su caída. También proporciona fuerza al cabello quebradizo.

La biotina se encuentra, principalmente,. En cuanto a las legumbres, las arvejas son la mejor fuente de biotina. Las nueces también son una opción ideal, pues, además de biotina, contienen vitamina E. En cuanto a las frutas, el plátano, los tomates y las frutillas son las frutas más ricas en biotina.

Hierro

El hierro es un mineral muy importante para salud capilar, ya que ayuda a mantener los folículos del pelo sanos.

Algunas fuentes de hierro son los frutos secos, como las nueces, los pistachos o las almendras, y algunas semillas, como el sésamo.

En cuanto a las verduras, las más ricas en hierro son las de hoja verde, como los berros, las acelgas o las espinacas. El alga espirulina es también uno de los alimentos más ricos en hierro.

 

Cobre

El cobre actúa como un antioxidante en el organismo y ayuda a prevenir la caída del cabello.

Lo contienen, entre otros, alimentos como las nueces, las avellanas, el cacao, los champiñones, la soja y las legumbres.

 

Zinc

El zinc es otro mineral cuyo papel es fundamental para la salud del cabello y de las uñas.

Está presente en los espárragos, las berenjenas, los garbazos, el plátano, los higos o el germen de trigo, principalmente.

 

Así es que ya lo saben! A cuidarnos en ésta época otoñal!!!

 

 


Suscríbete